Ay Eugenio, Eugenio. Que tramposo eres!!

Catalunya está fracturada? Hace 40 años que vivo en Catalunya y no la percibo fracturada. Y si hay fractura no está donde la sitúas, ni mucho menos. ¿En qué te basas para hacer una afirmación tan temeraria? En las encuestas, que te permiten dar una base estadística y apariencia científica a una elucubración alejada de la realidad que acaba con unas propuestas que, vistas desde Catalunya, son simplemente absurdas, del siglo pasado: un pacto de estado para la reforma federal de la Constitución, previa a un nuevo Estatut, con un nuevo sistema de financiación, mejora del autogobierno, inversiones en infraestructuras y “medidas simbólicas acordes con la singularidad e importancia de Cataluña”. Ah, y una modificación del Tribunal Constitucional!.

Ya estoy viejo, pero apuesto que no vamos a ver nada de eso en 50 años. Es más fácil que EE.UU., Rusia y China reconozcan la República Catalana. Pero todo eso lo dejo para otro día. Me fascina lo de las medidas “simbólicas” porque revela que se habla desde el punto de vista del imperio, y trata a los catalanes como súbditos ingenuos. ¿Te has dado cuenta?

Vamos a la fractura.

Hay un conflicto entre la sociedad catalana y el Estado español, estamos de acuerdo. Pero dices también que hay “un conflicto interno en la propia sociedad catalana; la otra cara de la moneda”. No será aquello que en nuestra juventud llamábamos lucha de clases, Eugenio, lo que te hace decir que “cada una de esas dos grandes fracciones de la sociedad catalana no es una realidad homogénea ni fija… hay diversidad de ideas y de aspiraciones y están lejos de permanecer estáticas”. Pues visto así ya no me parecen “dos grandes fracciones”. Te las has inventado para justificar la conclusión apriorística que pregonan el PP i Ciudadanos: la fractura social de Catalunya por culpa de los partidarios de la independencia. Una moto que compras alegremente como “la tensión que viene vapuleando a la sociedad catalana”. Que no es que sea falsa porque la pregone la derecha. Es falsa porque no se corresponde con la realidad.

La encuesta que utilizas está diseñada desde una visión nacionalista identitaria y excluyente, que es la hegemónica en España. Esa es la trampa. Y encima le atribuís vuestro “pecado” al contrario.

Las encuestas” están diseñadas para demostrar que se “han consolidado las diferencias entre campos identitarios relativamente diferenciados”. “Se identifica como sólo catalán un 19%; tan catalán como español, un 46%; más español que catalán, 5%; solo español, 3% (Metroscopia, 30 de octubre de 2017)”. Y allí sigues con como votan los “más catalanes”, etc.

Algo falla. ¿Como consiguen los sólo catalanes (19%) que más del 50% estén por la independencia? Pues que esto no va de identidades. El punto de partida es falso.

En Catalunya no hay ningún proyecto político basado en los sentimientos identitarios, en diferenciar y excluir a quienes se sienten más o menos lo que sea. Perdón, sí, el de la derecha que pregona “primero los nuestros”, el PP de Albiol “limpiando” Badalona, el del PP i C’s para separar a los niños de las escuelas según su lengua materna. Pero eso es minoritario, muy minoritario, quiere fracturar pero, de momento, no ha podido.

Nuestro dilema y “fractura” es sobre si los ciudadanos de Catalunya deben decidir sobre Catalunya, o deben someterse a lo que se decida desde el Estado español. En mi juventud te hubiera dicho que la nación es el marco de la lucha de clases, pero hoy me conformo con dejar claro que este és el dilema. Y según todas las encuestas esta “fractura” es entre un 80% que está de acuerdo con el derecho de Catalunya a decidir (el 80% que proclama que “som un sol poble”) y el resto que tiene posturas diversas. En cuanto se pueda  decidir, se  planteará democráticamente la “diversidad de ideas y de aspiraciones” (para algunos aún se llama lucha de clases), y todos tendrán los mismos derechos, incluidos los que quieren que Catalunya siga formando parte de España que son muchos, o ese 14% de “población de origen extranjero”, según vuestra visión identitaria.  Y a nadie se le obligará a bailar sardanas, ni se prohibirán las sevillanas (los toros sí, ya lo hemos decidido nosotros), ni tendrá más o menos derechos por sentirse marciano.

El referéndum era el “lugar de encuentro entre quienes desean la secesión y quienes prefieren que Cataluña permanezca dentro de España”. El régimen lo ha saboteado con los apoyos conocidos, pero no es cierto que el referéndum “ABRIRÍA UN TAJO EN LA SOCIEDAD Y DEJARÍA A UNA MITAD COMO GANADORA Y A LA OTRA COMO PERDEDORA. GANE LA QUE GANE”. Es el “NO REFERENDUM” EL QUE ABRE UN TAJO ENTRE EL 80% PERDEDOR Y EL 20% GANADOR. El 155 es exactamente eso, el gobierno de Catalunya en manos de partidos que no representan ni un tercio de la población metiendo en la cárcel al gobierno legítimo y elegido democráticamente. Quien no lo ve es porqué tiene una visión identitaria y excluyente de España.

Joder Eugenio que largo es tu articulo!! Pero a estas alturas no voy a abandonar.

Lo del referéndum debería negociarse y pactarse. Ciertamente parecía que no había más remedio, porqué el Estado tiene la sartén por el mango, o sea el monopolio de la fuerza. Esa es una razón práctica para la parte catalana. Pero cabe recordar que negociar con quien no es de fiar siempre es un problema. Y el Estado español no es de fiar, porqué Catalunya ya pactó con sus representantes soberanos un estatus en 2006, y después que el pueblo catalán lo aceptó en referéndum… el Estado lo anuló “por cojones”. Por ello no son creíbles las propuestas federales de quienes nunca tuvieron poder  y menos las de los que tuvieron el poder más de 20 años y no solo no federalizaron nada, sino que hasta eliminaron la voz de Catalunya de su propio partido en las Cortes.

Para terminar. Suponiendo que la mitad de catalanes quiera la independencia i la mitad esté en contra. Me puedes aclarar con que lógica se puede afirmar que si se declara la independencia es “el triunfo del proyecto de una parte de la sociedad frente a la voluntad de la otra”, pero si los independentistas renuncian se volvería “a la senyera, que representa a toda la población catalana”. ¿Te das cuenta que pretendes eliminar a la mitad de la población catalana?  ¿Eres consciente de lo que escribes? Ungenio! Que tramposo eres.

Ver artículo d’Eugenio en:

http://ctxt.es/es/20171101/Firmas/15980/catalunya-sociedad-plurinacional-independencia-referendum-pacto-de-estado-eugenio-del-rio.htm

 

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s